Japan 2018 World Cup Kit LEAKED

Japón era básicamente la única selección top de adidas cuya camiseta no habíamos logrado ver, pero eso ha cambiado el día de hoy. Hemos logrado encontrar fotos oficiales de la nueva camiseta de los Samurai Blue, que viene con el nuevo escudo que la JFA presentó el día de ayer.
El diseño, a diferencia de la mayoría, no tiene como referencia alguna camiseta del pasado, sino que presenta un gráfico vertical que según el catálogo se inspira en “la artesanía japonesa tradicional que aún se ve en la ropa de moda hoy en día”. La camiseta posee el mismo cuello cortado que hemos visto en Argentina y México, agregando toques de rojo y un gráfico con símbolos al interior. La espalda y mangas son limpias, mientras que el branding de adidas va en blanco y la bandera nacional se posa sobre el escudo, como es costumbre con los nipones.

ANTICIPO: Camiseta de Paraguay 2018

Navegando en los servidores de adidas hemos encontrado imágenes del nuevo uniforme de Paraguay, que renovó camisetas por última vez para la Copa América 2015.
La nueva camiseta incrementa la cantidad de bastones rojos, dejando en limpio las mangas, hombros y parte superior de la espalda. Las tres tiras se ubican en azul sobre los costados, mientras que cuello y puños tienen reborde rojo con terminación azul. El uniforme completo va con shorts azules y medias blancas.

¿Qué opinas del nuevo uniforme de Paraguay? ¡Deja tu opinión abajo!
Colombiano, editor general del blog desde 2014. Medianamente bueno en FIFA. Me gusta el fútbol en todos su colores, formas y sabores.

Cómo cuidar los guantes de portero

Para un portero de fútbol su principal objetivo es defender la portería y frenar el mayor número posible de balones que lance el equipo contrario. Para ello, su material más preciado son los guantes de portero por lo que aquí explicamos cómo sacarles el máximo provecho y cuidarlos para ayudar a que duren más tiempo.
El principal consejo es no apoyar nunca las palmas de las manos sobre el campo. Tienes que intentar no caer con las palmas al lanzarte a por la pelota y no utilizar la palma como apoyo. Es importante aprender a caer utilizando la fuerza del abdomen y las piernas y para levantarte cerrar el puño o usar el antebrazo para no desgastar la palma del guante.

Para introducir la mano en el guante hay que hacerlo poco a poco y con cuidado evitando cogerlo por la zona del velcro que puede ser muy agresiva con el látex.
Es recomendable tener siempre dentro de la portería de fútbol una toalla para limpiar la palma de los guantes, sobre todo en campos de tierra.
A veces y dependiendo del material del guante es recomendable humedecer ligeramente la palma. Es importante calcular previamente la cantidad que admite el guante para que no afecte al agarre del balón.
Después de cada partido es importante dejarlos secar. No guardarlos en la bolsa nada más terminar, sino dejarlos secar un poco mientras te cambias o arreglas el resto de cosas.
Guardarlos por separado. Una buena idea es guardarlos en su bolsa individual, a parte de la ropa sucia y lejos de la toalla mojada. Al guardarlos, no pongas las palmas juntas ya que se pueden pegar y romperse al separarlos. El látex necesita airearse por lo que las bolsas para guantes con transpiración son la mejor opción. Hay que prestar especial atención a los pulgares de los guantes ya que normalmente van plegados y hay que poner un papel que haya de barrera para separarlo de la palma.

Lavarlos con cierta frecuencia con agua tibia con poca presión y ayuda de un cepillo de dientes de cerdas suaves. Puede usarse un poco de champú neutro o jabón especial para guantes, pero lo más importante es dejarlos secar hasta que no les quede nada de humedad, siempre a la sombra y nunca al sol o con fuentes de calor directas ya que el látex se puede deshidratar y aparecer grietas. Nunca deben meterse a la lavadora ni escurrir apretándolos ya que podrían deformarse.
El agua o la erosión aparentemente no parece que deterioren los guantes, pero sí que afectan al agarre aunque no se aprecie a simple vista por lo que hay que prestar atención a cómo cuidar los guantes de portero.
Es lógico que los guantes de portero se desgasten con el tiempo y del uso y roce del balón de fútbol, pero siguiendo estos consejos puedes conseguir que te duren un poco más y estén en mejor estado durante más tiempo.

Cómo lavar los guantes de portero

Los guantes de portero son la principal herramienta de los porteros de fútbol. Ya hemos visto en otras ocasiones como cuidar los guantes de portero para alargarles la vida útil, pero hoy vamos a centrarnos en saber cómo lavarlos para conseguir limpiarlos, que no pierdan agarre y se mantengan en perfecto estado más tiempo.
No es recomendable lavarlos muy a menudo, pero tampoco es bueno guardarlos sucios ni con restos de tierra o polvo ya que podría secarse el látex con el paso del tiepo. Una correcta limpieza puede prolongar la vida de los guantes del guardameta, hay algunos limpiadores especiales para guantes, pero también pueden lavarse con jabón neutro.
Si lavas los guantes antes de cada partido podrás tener un mayor agarre, pero tienes que tener en cuenta el tiempo de secado natural de los guantes para que no se queden con exceso de agua, ya que podría perjudicarte. Sí que mejora el agarre, que los guantes tengan cierta humedad, pero no pueden estar mojados en exceso ya que se creará el efecto contrario.
Para lavar los guantes de portero, puedes seguir los siguientes pasos:

A la hora de guardar los guantes de portero, es recomendable guardarlos en fundas separadas o en una funda donde tengan una separación y no estén en contacto las palmas de los dos guantes. También hay que proteger el dedo pulgar y evitar su contacto con la palma colocándole un papel o protección. Si el látex se queda en contacto con otra parte de látex durante mucho tiempo puede sufrir daños irreparables.
Para tener los guantes en perfecto estado tienes que tener en cuenta algunas advertencias importantes como no meterlos en la lavadora ni secadora, no exprimirlos, no colgarlos en un tendedero con pinzas, no ponerlos sobre una estufa o radiador, no usar jabón líquido ni detergentes agresivos y no usar secadores ni exponer al sol directamente.
Si los lavas con cuidado y precaución y sigues estos consejos para lavar los guantes, conseguirás unos mejores resultados de eficacia y durabilidad. ¡No se te escapará ningún balón!

Cómo hacer una carretilla marca-campos casera

Los campos de fútbol precisan de líneas que delimiten el campo así como las áreas y demás partes del campo. Existen en el mercado carretillas de marcar líneas para campos, ya sean las que funciona con cal o las que funcionan con pintura, oscilan en una horquilla de precio que ronda desde los 300€ a los 800€. Si tu club no dispone de un alto presupuesto para poder comprar una máquina puede, sin embargo, construirse una propia por poco más de 25€ que es lo que cuestan los materiales y una hora de trabajo en el taller.
Un marcador de campos casero consiste en una par de discos de madera atornillados a unos 3 cm de distancia como si fuera un tambor y con una tira de malla metálica alrededor de la parte exterior. Se realiza un agujero en un lateral para poder verter la cal al interior del tambor y se cierra con un corcho. Un agujero en el centro del tambor te permitirá incorporar un tubo que hará la función de eje y en el extremo dispondrá de un mango para poder hacer rodar el tambor a lo largo del campo.

Llena el tambor con cal común que la puedes encontrar en cualquier almacén de construcción. También existe un producto especial fabricado con polvo de mármol que es menos agresivo con la piel de los jugadores aunque para encontrarlo deberás acudir a una tienda especializada.
La forma más simple de conseguir una línea recta es clavar dos estacas y tensar una cuerda entre ellas. Esta cuerda te servirá de guía para hacer rodar tu nueva máquina casera de marcar campos consiguiendo unas líneas perfectamente rectas.

Mantén la máquina de marcar la línea del campo seca para que el polvo de marcaje no se pegue a la malla metálica cuando la ruedes por el campo de juego. Evita utilizar la máquina en césped húmedo o mojado. Puedes limpiar los agujeros de la malla con una manguera y agua a presión pero deja secar completamente la máquina antes de un nuevo uso.